Ultima Actualización: martes 26 mayo 2020  •  12:25 PM

¡Cuidado! Si la codicia se apodera de los perredeistas

Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  domingo 21 junio 2015

Aunque es parte de la condición humana, la codicia puede convertirse en un elemento devastador.

Los partidos, los políticos tienen por delante el cumplimiento de los nobles objetivos de su actividad. De la que debiera ser la más noble y pura de todas: la política.

Hoy vivimos el apocamiento de los lineamientos ideológicos y los partidos devienen en simples instrumentos electorales, hemos quedados a merced de quienes anteponen su carrera personal a los intereses del país.

El acontecer político está extremadamente regido por la ambición impúdica de la autodenominada clase dirigente. 

Luego del anunciado acuerdo electoral entre el PLD-PRD, en este último, pese a la bulla mediática de sus contrarios del PRM, lo que se observa en el partido blanco es una efervescencia, un desbordado reencuentro entre compañeros que hasta hace poco parecían distantes, convocar una reunión es un llamado militante como en los mejores años del buey que más jala.

Esta alianza, hasta hace semanas impensable, ha desatado una encarnizada lucha por obtener cargos y, sobre todo, quedar en buena posición para los próximos comicios.

Pero deben pensar los perredeistas de Santiago, los dirigentes locales que el objetico es uno, mantener el gobierno municipal, fortalecer la unidad interna y con los nuevos aliados, fortalecer la correlación de fuerza, cuidado con el triunfalismo y que con cualquiera se gana, dejen atrás el chovinismo partidario, los cálculos deben sacarse de quienes podrían capitalizar más para enfrentar con éxito a los adversarios en el próximo evento electoral, que les de el triunfo municipal y presidencial.

 Sin embargo, la codicia no es buena consejera en este tránsito que pasa el PRD.

Cuidado con adoptar una actitud de intransigencia, de confrontación entre compañeros y aliados, esa sórdida lucha por ser candidato sin observar los cálculos es peligrosa.

El PRD en Santiago no puede desgañitarse ahora inflando y desinflando opciones para el gobierno municipal, no espantemos a los que están y a los que pudieran llegar.

Hay enemigos, adversarios peligrosos que están a la espera de los desatinos perredeistas, se cobijan dentro y fuera, a la espera de la más mínima oportunidad para sacarlo del poder municipal.

Ahora el PRD tiene una muy buena oportunidad, debe actuar con prudencia, con ventaja y sin sobrepasarse en esta realidad electoral, recojan, dejen guarida a todos los desplazados políticos sin vuelo propio.

Cuidado! La codicia política desarma bullados idilios y consolida nuevos concubinatos. Hasta reaparecen aquellos  travestis que luego de ocupar altos cargos en el PRD, emigraron, pero quieren volver a donde ven el triunfo… para volver a lo que mejor saben hacer: politiquería pura. ¡Bienvenidos sean, todo por el triunfo!

 Aquí es donde pueden tener algo más de esperanza.

Actúen con convicción y consenso. 

Miguel Vargas les ha enseñado, como líder moderno y actualizado a los nuevos tiempos, las Ideas, la fuerza  y los valores que han resistido el paso arrollador de una generación acabada, de hombres y mujeres en el ocaso de su vida, que se resisten al relevo, llena de decepciones y de poder económico y social. Es una cúpula política que se creen inamovibles. Una generación acabada, con una vieja y codiciosa costumbre de dividirse antes de ceder el bastón de mando en sus distintos pontificados.

La advertencia está hecha!

El autor es periodista