Ultima Actualización: miércoles 15 agosto 2018  •  07:00 PM

¡De Caamaño al 14 de Junio!

Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  sábado 13 junio 2015

Junio registra dos fechas históricas que son de singular importancia para la República Dominicana. El 11 de este mes en 1932 llegó al mundo quien se convertiría -al correr de los años- en la más emblemática figura militar de las últimas décadas en el país, Francisco Alberto Caamaño Deñó.
    
Mientras que -el 14 de junio de 1959- se produjo un acontecimiento que  cambiaría el curso de la historia en nuestra, hasta entonces, martirizada nación dominicana: el desembarco de Constanza, Maimón y Estero Hondo, del que se cumplen exactamente 56 años mañana domingo.
 
Francisco Alberto

De no haber sido cobardemente fusilado el 16 de febrero de 1973 en las “escarpadas montañas de Quisqueya” -las de Constanza y San José de Ocoa también lo son- el líder de la revolución de abril y de Playa Caracoles hubiese cumplido 83 años de vida el pasado jueves 11.
   
 De todas maneras, el  sábado 6 y el domingo 7 -es decir el pasado fin de semana- una buena cantidad de dominicanas y dominicanos acudimos a Valle Nuevo, Constanza, donde se erigió un pequeño monumento a su memoria, para decirles al país y al mundo que Caamaño vive y que, por lo tanto, la lucha sigue.
   
En el mismo lugar donde cayó “de cara al sol” defendiendo los más genuinos y puros ideales de la patria, allí nos reunimos para cantarle “el cumpleaños feliz” y ratificar lo orgulloso que nos sentimos de su ejemplo y el compromiso de continuar enarbolando los ideales por los que luchó y murió aunque “los que mueren por la vida -como dice Alix Primera en uno de sus temas- no pueden llamarse muertos”.
    
Que emocionante resultó escuchar en aquellas intrincadas montañas al exguerrillero Claudio Caamaño, a doña Vicenta Vélez Catrain -quien fuera compañera de vida del Coronel de Abril, a su hija Tania y a su nieto Claudio Antonio, entre otros, hablar sobre este hombre que de militar represivo (por lo de Palma Sola, en San Juan de la Maguana), se convirtió en el líder del movimiento constitucionalista en 1965, tras el estallido de la revolución, y junto al pueblo luchó, fusil en ristre, por el retorno del profesor Juan Bosch al poder, en una actitud con pocos precedentes en el país hasta entonces.
    
Como dijo el poeta: “De luz tu frente/coronada de laureles/de acero fuerte/fue tu temple de guerrero/de patria el pecho/que se derramó en claveles/de cielo el alma/donde es tu pueblo primero”.
    
Francis -en el aniversario de tu natalicio- rendimos homenaje a tu memoria y proclamamos “que bajo el cielo inmortal de tu patria amada -por la que diste tu sangre y tu vida sin esperar nada a cambio más que la felicidad del pueblo- no hay tumba más gloriosa como la tuya”.
  
Y remacho con el poeta:  “Tu legado vivirá siempre en tu pueblo/de Abril a siempre/de Caracoles al cielo/Y en la montaña/que recibiera tu cuerpo/tu ejemplo vive por siempre/¡Francisco Alberto!

El 14 de junio

Esta es otra fecha emblemática en las páginas de la historia dominicana. Como dejar pasar por alto que un día justamente como mañana domingo, en 1959 aguerridos dominicanos –acompañados de un buen puñado de extranjeros- llegaron llenos de patriotismo/ enamorados de un puro ideal/ y con su sangre noble encendieron/ la llama augusta de la libertad.
    
Aquellos hombres sabían que iban a entregarse “a los brazos de la muerte” –era difícil que su empresa pudiera ser exitosa con un régimen que controlaba “hasta el aire”- pero aun así prefirieron sacrificar sus bienes y sus vidas para librarnos de esa “hidra de 7 cabezas”, que significó la tiranía trujillista, la más perversa y criminal que recuerde la historia latinoamericana.
    
Estoy con el poeta cuando escribió: “Conocía la gesta su suicida contienda/que las tropas al frente superaban sus fuerzas/no importó el sacrificio/era libre su ofrenda/y el 14 de junio sembraron esta tierra.
    
Y siempre lo hemos dicho está claro que -en el plano militar- los guerrilleros del 14 de junio del 1959 no lograron sus propósitos pues la dictadura los exterminó “como moscas” en cuestión de días.
    
Sin embargo, su acción fue la chispa inspiradora para que apenas dos años después valientes dominicanos rellenaran de plomo el cuerpo del tirano y nos libraran del infierno que este mantuvo durante 31 largos y pesarosos años.
    
¡Vivan los héroes del 14 de Junio! ¡Vivan los hombres de la Raza Inmortal! ¡Vivan por siempre los mártires de la libertad! ¡Vivan los apóstoles de la dominicanidad!
No hay distancia…¡De Caamaño al 14 de Junio, del 14 de Junio a Caamaño!
¡Seguimos en combate…hasta la victoria siempre!