Ultima Actualización: miércoles 13 noviembre 2019  •  12:00 PM

Padre Esquivel

Publicado por Adalberto De Leon  |  Opinión |  lunes 25 mayo 2015
Mons. Ramón Benito De La Rosa y Carpio
Estamos a un mes de la muerte del padre Esquivel, de su sepelio acontecido el 25 de abril del presente año.

El padre Esquivel ha marcado la vida de la Iglesia y ha marcado también la vida de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra, por sus grandes capacidades, por su gran disponibilidad, por su capacidad, que iba desde ser un gran administrador hasta ser una persona muy cercana, muy disponible para todos, para las personas, para las familias, para las comunidades, un gran organizador, un gran animador que podía atender tantas cosas al mismo tiempo.

Es cierto que él parte, pero nos deja a nosotros un gran legado, un gran ejemplo.

Nosotros deseamos y queremos, si lo podemos imitar, ciertamente tantas cualidades juntas en un hombre, en un sacerdote, en este jesuita, es muy difícil de encontrar.

Agradezcamos a Dios la fi gura del padre Esquivel, agradezcamos todo su trabajo, toda su disponibilidad, y deseamos que sus obras puedan ser continuadas por aquellos que fueron sus discípulos, los que tuvieron cerca de él, los que aprendieron de él, que de alguna manera algunos de esos granos que él sembró sigan fructifi cando.

Padre Esquivel, descanse en paz. Tu memoria seguirá con nosotros, y trataremos, en cuanto sea posible, imitarte y seguir tus buenos ejemplos, como tú quisiste seguir los ejemplos de Jesucristo a través de ese modelo que tomaste en tu vida, San Ignacio de Loyola.

Hasta mañana, si Dios,
usted y yo lo queremos.