Ultima Actualización: martes 26 mayo 2020  •  12:25 PM

El Nuevo Diario: Una fortaleza institucional

Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  lunes 11 mayo 2015

El Nuevo Diario cumplió 34 años de servicios fortaleciendo el sistema democrático, ofreciendo sus espacios para el uso de parte de todos los sectores, sin distinción social, como un soporte para quienes, desde diferentes esferas, trabajan en busca del sustento familiar, difundir sus ideas y promocionar los negocios.

Debo ser sincero y admitir que cuando se hizo el anuncio de que un periódico que se llamaría El Nuevo Diario circularía en el país, dudé de su permanencia. No dudé de la excelente capacidad de los compañeros periodistas y el personal administrativo que lo constituiría, sino de la falta de apoyo económico. ¡Y eso fue duro en sus inicios!

El problema consistía en que el equipo de compañeros que integraba el proyecto era considerado de línea extrema, en un país en el cual todavía era predominante el conservacionismo político, pero  el tiempo se encargó de decirnos que ellos fueron capaces de poner sus ideas al servicio de todo un pueblo. ¡Y es así como estamos celebrando los 34 años de su nacimiento!

Sobrevivir a tantas dificultades económicas, desde su mismo nacimiento, puede ser considerado como un triunfo empresarial. A través del tiempo, El Nuevo Diario se constituyó en una fortaleza institucional. Es, al mismo tiempo, la mejor demostración de que el mercado es suficiente para todos los que integran el sector a nivel comercial.

¡Y ni hablar, en la actualidad, de las oportunidades que ofrece el mercado para el espacio del periodismo!

La clara visión de lo que significa el desarrollo es, probablemente, lo que más incidió entre los promotores de El Nuevo Diario. Pero su  amor a la libertad es, sin ningún tipo de cuestionamiento, uno de los aspectos más fundamentales de sus creadores y continuadores. Es justo reconocer el apoyo que reciben de este diario, tanto en el físico como el digital, los relacionadores públicos de las instituciones públicas y privadas.

Esto forma parte de la típica frase de los periodistas: “Hoy estás tú controlando en los medios y mañana puedo ser yo”. 

 De su existencia, son muchos los que se favorecen. Pero el más favorecido es el pueblo en su conjunto, porque tiene un medio para expresar  lo que le gusta y lo que también rechaza. En un mundo tan complejo, la permanencia de 34 años de servicios informativos constituye una victoria.

Su director, Persio Maldonado, así como los demás integrantes, son merecedores de felicitaciones múltiples. Sobrevivir compitiendo entre gigantes económicos, no es una tarea fácil.

 Y si a eso se le agrega la influencia de grupos poderosísimos en su nacimiento, los cuales apostaban a su derrota, entonces tenemos que admitir que la sobrevivencia de El Nuevo Diario es una gran proeza.

¡No estaría mal que pudiera escribir en torno al 50 aniversario de El Nuevo Diario! Si no eso no es posible, otros se encargarán de hacerlo, porque así lo esperamos.